Los espacios

Situada en un lugar excepcional en el corazón del Parc Natural de Collserola encontramos la centenaria masia del S.XVI, actualmente llamada El Mirador de Can Cases. Un espacio entrañable por las vistes a todo el Vallés y con puestas de sol de película.

Carpa Mirador​

Antes de llegar a la masia encontramos la carpa Mirador. Un espacio amplio y polivalente perfecto para cualquier ocasión.

Descarrega el PDF

La Floresta​

Arriba del todo y bien escondida encontramos la sala La Floresta. Íntima y encantadora, es sin duda un espacio idílico para encuentros privados..

Descarrega el PDF

La Mola​

Con un toque contemporaneo entrañable, la sala La Mola, desstaca por el diseño de su suelo, la intimidad que brinda i el su balcón privado.

Descarrega el PDF

La Prensa​

Entrar en la sala La Prensa es adentrarse al siglo XVI. Desde la puerta hasta la misma prensa, esta sala tiene un atractivo mágico.

Descarrega el PDF

Les Planes​

Con un ventanal que apunta a Les Planes encontramos la sala que recibe este nombre. Acojedor y privado es el espacio perfecto para encuenttros íntimos.

Descarrega el PDF

Comedor Collserola​

Justo en la entrada de la Masia te encuentras con el comedor Collserola. Con un toque vintage, esta sala es el corazón de la Masia.

Descarrega el PDF

Comedor Montserrat​

Envuelto de ventanales y cristaleras con vistas panomámicas al entorno, el comedor Montserrat, es nuestro espacio interior más grande y luminoso.

Descarrega el PDF

Porche Sunset​

A cubierto pero a pie de terraza encontramos el porche Sunset, un espacio diáfano con unas vistas incomparables.

Descarrega el PDF

Terrassa Mirador​

Cambiando las vistas a la playa por vistas al Vallés, la terraza El Mirador, nos transporta a vivir las postales de verano.
 

Descarrega el PDF

Terraza Sunset​

Las imponentes puestas de sol hacen de esta terraza un espacio entrañable. Con vistas a todo el Vallés y con Montserrat de fondo la terraza Sunset es sin duda uno de nuestros espacios más especiales.

Descarrega el PDF

Tibidabo​

En el altillo y apuntando hacia Barcelona encontramos la sala Tibidabo. Un espacio icónico, reservado y muy versátil
 
 

Descarrega el PDF

Vallvidrera​

Pequeña, acojedora y con mucho caliu en la sala Vallvidrera la divide la estufa.
 
 
 

Descarrega el PDF